Se acerca su celebración y todos sabemos qué es el Halloween o, por lo menos, cómo se le representa. Vemos a niños (y no tan niños) andando de un lugar a otro con disfraces, principalmente de miedo, pero también de otros tipos. 

Pero….. ¿cómo fue que comenzó esta celebración?

La creencia más común es que el Halloween es una tradición que comenzó en Estados Unidos y, en cierto modo, es verdad. ”La festividad”, tal como la conocemos hoy, surgió allá, pero lo cierto es que es de origen celta.

De hecho, el Halloween se celebró en Europa mucho antes que en Estados Unidos, solo que con el nombre de “Samhain”. 

En países como España se celebraba, por ejemplo, la Santa Compaña de Galicia, una fiesta en que los niños, en una especia de procesión de muertes, llevaban lámparas encendidas y pedían comida a las puertas de las casa.

En Asturias se sabe que, por los días de difuntos, los niños llevaban lámparas encendidas y pedían comida a las puertas de las casas durante esa noche. Pero Iglesia acabó cristianizando la costumbre pagana y las velas acabaron iluminando pequeñas capillas con imágenes que iban de casa en casa.

La palabra “Halloween” se empezó a ser usada en el siglo XVI, pero pronunciada como “All Hallow’s Eve” (víspera de Todos los Santos). 

Luego, en 1840, inmigrantes irlandeses llevaron esta tradición a Estados Unidos, donde adquiriría gran popularidad.

Ya por ese entonces, como parte del Halloween, la gente comenzó a colocar una vela encendida dentro de una calabaza. El uso de las velas venía de la tradición europea, que para entonces ya había sido cristianizada; y la calabaza, de la entonces popular leyenda de ‘Jack el tacaño’, un personaje que dicen llegó a engañar al mismísimo diablo…. pero eso os lo contaremos otro día….

En 1921 se realizo el primer gran desfile de Halloween en Minnesota, Estados Unidos, mas adelante  gracias al cine y la televisión se popularizo bastante y así fue como el Halloween se convirtió en lo que conocemos hoy con disfraces que no siempre están inspirados en algo tenebroso y con niños pidiendo caramelos yendo de puerta en puerta. Y los más grandes, por su parte, aprovechan para salir a fiestas temáticas….

Si eres de los que aún no tiene su disfraz para la noche de Halloween preparado ¡no sé a qué esperas! ¡Escoge tu atuendo para disfrutar de la noche más terrorífica del año!

Aquí te dejamos algunos de los nuestras propuestas...